El oficio de cronista.

25 Mar

Herederos del género literario, que no Historia, surgido de los tiempos de la conquista de América, los cronistas se han convertido en una especie de redactores del pasado y presente a nivel local en muchos pueblos y ciudades del país.

Crónica,  es el vocablo para denominar el informe del pasado o la anotación de los acontecimientos del presente, fuertemente estructurados por la secuencia temporal. Más que relato o descripción, la crónica, en su sentido medieval, es una “lista” organizada sobre las fechas de los acontecimientos que se desean conservar en la memoria. El papel de acaparador ordenada del pasado histórico de un lugar, es la base principal del trabajo de los cronistas. El caso que ahora les presento, es el de un cronista de la ciudad de La Unión, Cartagena, que durante décadas se ha especializado en la recopilación de miles de documentos de la minería en esta comarca. La metodología en el estudio y análisis de documentos, no tiene nada que ver con el trabajo de historiador, y el uso de las fuentes es determinante, pero no para la contextualización, sino para la mera explicación “museística” de una época concreta.

A través de la entrevista que se le hizo al cronista de La Unión, por parte del documentalista Tais Bielsa, he realizado este trabajo sonoro de cultura popular.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: